Alejandro (Álex) Abenoza Peruga


Alejandro (Álex) Abenoza Peruga

Biografía

Soy Alex Abenoza, tengo 29 años y soy de Santalecina. La dificultad de acceso a la vivienda en los pueblos pequeños provocó que hace casi cinco años tuviera que desplazarme hasta Monzón para poder acceder a una vivienda y poder emanciparme. A finales de 2017 aparqué, de manera temporal, mi labor como ganadero en la explotación familiar para incorporarme al equipo de Podemos en las Cortes de Aragón donde trabajo como técnico de argumentario para dar soporte al trabajo de los diputados. Actualmente compagino esta labor con los estudios en el Grado de Ciencia Política y de la Administración en la UNED, y también con mi militancia en Podemos. Mi actividad política y social comienza participando en una asociación proyectando actividades culturales en mi pueblo, Santalecina. La crisis económica, la gestión de la misma en favor de los poderosos y el estallido del 15M me provocan un cambio en el modo de concebir la participación política: ya no valía con quejarse desde la barrera, era momento de mojarse. La aparición de Podemos me empujó a militar en un partido político por primera vez, y a fundar, junto con más compañeros, el Círculo Cinca Medio con un objetivo transformador empezando por nuestra comarca y nuestros pueblos. Durante los últimos 3 años he sido miembro del Consejo Ciudadano Autonómico y, desde septiembre hasta febrero, miembro el Consejo Coordinador, responsable del área de Análisis político y estrategia.


Motivación

Nuestras sociedades atraviesan momentos difíciles. Al tiempo que la ultraderecha amenaza las democracias y los derechos conquistados y que las grandes corporaciones nos ganan terreno poniendo en riesgo los intereses de la gente corriente, una pandemia agita el mundo y nos aboca a otra crisis económica, la segunda, en poco más de diez años, a la que tendrá que hacer frente mi generación. Esta nueva sacudida supone que los que vivimos en las zonas rurales volvamos a ser doblemente golpeados. A los riesgos anteriormente expuestos, debemos sumar el abandono y el olvido acumulado durante décadas, que nos han abocado a marchar de nuestros pequeños pueblos en busca de oportunidades en capitales o cabeceras de comarca.

Si queremos salir de esta más cohesionados y con menos desigualdades, no podemos aplicar viejas recetas. Es urgente proteger y ampliar nuestros derechos, sólo así seremos capaces de garantizar un presente y un futuro digno a toda la ciudadanía y evitar que el código postal en el que hayamos nacido determine nuestras vidas. Podemos no sólo es un actor imprescindible en este nuevo escenario, sino que es la única garantía de que las cosas se pueden hacer de otra manera, preservando y fortaleciendo los servicios públicos que nos igualan a todos y empoderando al débil frente al poderoso. Todos somos conscientes de que sin Podemos en los gobiernos nada sería igual. Sigamos caminando y fortaleciendo esta organización para construir un país más justo.