Carlos Arroyos Bellmunt


Carlos Arroyos Bellmunt

Biografía

Nací y vivo en Binéfar desde hace 32 años, soy ingeniero informático de profesión y he trabajado durante una década en el sector en diferentes proyectos desarrollando soluciones para gestión tributaria de entidades públicas.

Milito en varios colectivos sociales de mi comarca relacionados con el feminismo y la inmigración. Mi participación activa en política comienza en 2014, tras años de desilusión, gracias al círculo Podemos La Litera/Llitera y posteriormente con la formación de la plataforma municipalista Cambiar Binéfar me impliqué activamente y durante la legislatura 2015-2019 fui concejal de Deportes, Bienestar Social e Igualdad del Ayuntamiento de Binéfar, así como consejero en la comarca de La Litera/Llitera. En 2019 encabecé la lista electoral de Podemos en Binéfar por la cual soy actualmente concejal y consejero comarcal.

En 2017 fui elegido miembro del Consejo Ciudadano de Podemos Aragón y desde junio de 2018 hasta la actualidad he ejercido de secretario de Organización.


Motivación

La pandemia del COVID-19 ha puesto patas arriba el mundo, las certezas de los estados del bienestar se tambalean y todo es incertidumbre, en estos tiempos es más necesario que nunca pelear cada derecho y defender lo público, que es nuestra red de seguridad como sociedad frente a la ultraderecha y en este contexto es más necesario que nunca PODEMOS.

PODEMOS sigue siendo la herramienta para que la gente común sigamos cambiando nuestros pueblos y nuestro país. El Escudo Social frente a la crisis no sería posible sin PODEMOS en los gobiernos, y es que vinimos a mancharnos las manos y hoy estamos demostrando que "si se puede", desde la acción, desde las instituciones y desde la calle.

Mi motivación es empujar para que PODEMOS se fortalezca, siga creciendo en el territorio y engrase su organización para seguir sumando más y más gente. En estos años al frente de Organización hemos dado la vuelta al olvido del territorio y hemos reforzado la implantación comarcal, abierto nuevas sedes y mejorando la crítica situación de 2017 donde las bases desaparecían poco a poco frustradas y solas. Quedan asignaturas pendientes, estoy seguro de que situaciones enquistadas pueden resolverse con diálogo y ahora se abre un nuevo e ilusionante reto para reorganizar la estructura básica del partido y sus círculos gracias a los nuevos documentos aprobados. Un Podemos Contigo, fuerte y unido, la evolución de PODEMOS es el mayor reto colectivo que afrontamos y es mi máxima motivación.