Elvira Medina Ruiz


Elvira Medina Ruiz

Biografía

Trabajadora Social y Doctora en Intervención Social y Mediación. Actualmente, profesora a tiempo completo en la Facultad de Trabajo Social de la Universidad de Murcia.

Defensora de la Educación y la Universidad Pública. Desde que ingresé como estudiante hasta hoy, he militado para protegerla y mejorarla a través del movimiento estudiantil, el movimiento anti-Bolonia o mediante los diferentes órganos de participación y representación universitarios. La Educación no es una mercancía sino un bien público que debe ser protegido y defendido.

Investigo y escribo sobre el voluntariado, la participación social de las personas mayores o la gestión y calidad de servicios sociales.

He tenido el privilegio de trabajar, visitar y ser voluntaria en diferentes instituciones y organizaciones sociales dentro y fuera de España, lo que me ha permitido conocer diferentes realidades de las que he aprendido mucho.

Defensora a ultranza de unos servicios públicos y de calidad. No concibo un modelo de Estado capaz de negociar y mercantilizar la educación, la salud, la vejez o el bienestar de las personas.

Feminista convencida. No contemplo un futuro que no sea feminista.


Motivación

La Región de Murcia necesita un cambio urgente. No puede seguir siendo gobernada por los mismos que durante años han permitido que los murcianos y murcianas suframos una tasa de riesgo de pobreza y exclusión social muy superior a la media española y que, a la vez, han consentido un Índice de desarrollo de los servicios sociales irrelevante. Los mismos dirigentes que han apostado por la corrupción, la privatización y la infrafinanciación de los servicios públicos. Los que continúan siendo cómplices de la muerte y agonía del Mar Menor, la degradación del medio ambiente y todavía, en plena pandemia se atreven a seguir con la política del ladrillo y los recortes en sanidad.

Las murcianas nos merecemos un gobierno valiente que esté con y para el pueblo y no solo del lado de los poderosos.

La Región de Murcia no puede esperar más. Tras 25 años gobernando de espaldas a la gente el momento del cambio es ahora . Y este cambio solo se hará realidad recuperando la participación ciudadana y a través de propuestas y medidas valientes que no dejen a nadie atrás. No es momento de personalismos, es tiempo de reconquistar la calle, de comprometerse y arrimar el hombro ofreciendo nuestro tiempo y esfuerzo para que, si sufrimos una nueva crisis económica, no la paguen los de siempre mientras los de arriba continúan sin renunciar a sus privilegios.

Y eso es precisamente lo que pretendo aportar, tiempo, esfuerzo y ganas. Porque cuando se quiere, se puede.