Francisco Javier García Bort


Francisco Javier García Bort

Biografía

Nací en un pueblo de Huelva. Aunque a los tres años, por la enfermedad de mi madre, me trajeron a Sevilla. Separado de mis hermanos siempre me llamó la atención el riguroso luto de mi abuela y de mi madre enferma. Mi abuelo (socialista) y mi tío (comunista) fueron asesinados por un pelotón de fusilamiento en el 36. A mi otro tío, adolescente, le obligaron a alistarse. Un hecho que fui descubriendo conforme crecía porque nadie quería hablarme de ese drama familiar. Ese descubrimiento fue lo que me hizo cuestionarme y preguntarme muchas cosas. Muy pronto, comencé a militar, a los 13 años. Fui portavoz de Jóvenes contra el Racismo y también me vinculé al movimiento antiglobalización, primero en el MRG y más tarde en el Foro Social de Sevilla, en las marchas contra las bases de Rota y Morón, en el movimiento de solidaridad con Palestina. Participé en la fundación del SAT y recorrí Andalucía en las Marchas Obreras Andalucía en Pie. Y después en las Marchas de la Dignidad, la primera, la de los dos millones de personas en Madrid. Durante meses estuve desde la Coordinadora Estatal coorganizando esa gran movilización histórica. Yo fui la voz que desde los micrófonos de Plaza Colón le pide a la policía que respete la manifestación legal y no entre en una plaza repleta de familias. A la experiencia en movimientos sociales uno la municipalista, donde coordiné el Grupo en la Diputación de Sevilla y ahora en el Ayuntamiento de Sevilla. Soy del círculo Casco Antiguo de Podemos Sevilla.


Motivación

Me presentó, en primer lugar, porque me lo han pedido personas a las que respeto mucho. En segundo lugar, porque estamos viviendo un momento que va a marcar, como mínimo, los siguientes diez años. Padecemos una crisis brutal que está excluyendo a miles de familias y empobreciendo aún más a la gente trabajadora. Contemplamos una ofensiva de la extrema derecha como nunca antes se ha vivido. Y todo ello, cuando Podemos, un proyecto de pocos años de vida, pese a la campaña orquestada por las cloacas, ha conquistado la entrada en el gobierno. El momento es histórico y hay que dar un paso adelante. Creo, honestamente, que puedo aportar a las tareas que tenemos por delante como proyecto político. La primera es levantar una alternativa al trifachito que sea creíble y atractiva para nuestro pueblo. Hay que alzar la voz contra ese gobierno de derechas que tenemos en Andalucía. La segunda es la reconstrucción de Podemos Andalucía. Hay que reactivar los círculos, volver a enamorar a la gente, construir organización. Es fundamental apoyar a nuestros concejales y concejalas dándoles el asesoramiento político, institucional, administrativo y comunicativo que necesitan. Hay que asistirles y ayudarles. Es necesario el impulso de la formación en Podemos, primordial para tener una militancia preparada y activar la construcción de cuadros. Es clave acabar con las divisiones internas y fomentar una política de cuidados. Dónde hay que ganar hegemonía es en el afuera. Unidas Podemos.