María Márquez Guerrero


María Márquez Guerrero

Biografía

Mi nombre es María Márquez. Vivo en Sevilla desde los 15 años. Estudié Filología Hispánica en la Universidad de Sevilla, donde me doctoré y donde soy profesora desde entonces.

Siempre he tenido un gran interés en reflexionar sobre las palabras, especialmente sobre las relaciones entre Discurso y Poder, lengua y pensamiento, siempre con el deseo de contribuir a transformar este mundo. Intervine activamente en la lucha por una Universidad pública, gratuita y universal, porque el acceso a la educación es un derecho y no un lujo al alcance de unos pocos. Fui impulsora y miembro del colectivo “Universidad y compromiso social”.

Soy feminista, no como una idea o un credo, sino como una condición que atraviesa mi existencia y la llena de sentido. Por eso, he escrito sobre la discriminación lingüística de la mujer en los textos periodísticos y publicitarios. Le he dedicado una atención muy especial a la reflexión sobre el sexismo lingüístico, porque me parece muy importante visibilizar las diferentes formas de dominación que se transmiten a través del lenguaje.

Desde hace años, soy militante del Círculo de Mairena del Aljarafe, donde he aprendido muchísimo sobre la participación real en las cuestiones que determinan de verdad la vida de la gente. Y ahora soy diputada por Sevilla en el Congreso, donde aspiro a representar nuestra voz y los intereses de nuestra tierra.


Motivación

Soy de Podemos desde sus orígenes. Como todas, he sentido la emoción inmensa de verme en las aguas de aquella marea humana que el 15M tomó las calles y las plazas. Y mantengo intacta la esperanza que nació entonces.

Quiero defender aquel Podemos abierto, flexible, realmente democrático y participativo. He dado el paso para entrar en esta candidatura, decidida a fortalecer nuestra organización y enraizarla en Andalucía, porque creo que constituye la herramienta más poderosa para cambiar las condiciones de vida de la mayoría social y defender y ampliar los derechos de nuestro pueblo.

La lealtad a los principios de Podemos, la coherencia con los Documentos aprobados por las inscritas y los inscritos, el sometimiento a la voluntad de éstos expresada a través de sus votos, y la transparencia son los ejes que vertebran mi acción política. Quiero ayudar a que Podemos se desborde, primero desde dentro, recuperando a toda nuestra gente, la ilusión y toda la energía transformadora que generamos cuando luchamos unidas. No soy una persona de corrientes, me siento como una gota de un río poderoso que avanza, que ya nadie puede detener y que tiene voz y nombre de mujer: Andalucía.