Marina Liberato Olmedo


Marina Liberato Olmedo

Biografía

Australiana, gaditana, andaluza, ciudadana del Mundo. Compañera, madre primeriza acogedora de 2 chicos. Pedagoga, didacta en permanente aprendizaje. Feminista, humanista, laicista, desempleada otra vez. Volcada en la Red de Familias de Acogida.

Estudios en Psicología y CC. Políticas/Sociología, Tec. Sup. PRL, Orientadora Laboral, didacta e-Learning, Gestora en Economía Circular. Mediadora Violencia de Género.

Comencé en el Círculo de Cádiz, después en el Círculo de Jerez, donde vivía, de forma activa como enlace con la Coordinadora Territorial Provincial por 6 meses; miembro independiente del CCM (1 año), como responsable del Área de Educación, siendo a la vez Enlace de la misma área con el CCA y del Movimiento Andaluz por la Formación Pública para Andalucía Occidental.

Formé parte, en la II Asamblea, de la candidatura Plaza a Plaza. Candidata independiente a las primarias para alcaldable en las municipales en Jerez. Colaboré en la redacción de documentos y en las transacciones por Podemos en Equipo en la II Asamblea Ciudadana Estatal, no formando parte de la lista. Posteriormente, sí formé parte en la lista de Defender Podemos Andalucía en las primarias para las autonómicas. Miembro de la, ya desaparecida, Red. Prov. de P.A. por la Solidaridad Inter. y la Promoción de los DD.HH.

Sobreviviente al cáncer, a la Reforma Laboral, al desahucio, al "qué dirán", a tener ganas de vivir, de reír. A estar muy enfadada con el Sistema. Convencida defensora de los Servicios Públicos.


Motivación

El neoandalucismo creciente que nada tiene que ver con nuestra matria y, cortijo de nuevo, esta vez de la Derecha, me empuja, ahora más que nunca, a luchar por una Andalucía con voz propia, que no prestada, a trabajar por un Podemos para y por toda la ciudadanía que conforma Andalucía.

Los últimos acontecimientos han dejado claro que sigue siendo necesario dar pasos hacia delante. Necesitamos un CCA formado por personas conscientes de ser finitas, capaces de gestionar a nivel orgánico, a la vez que políticamente. Con experiencia y formación para hacer de Podemos Andalucía, en la práctica desaparecido, la herramienta fuerte y útil que debe ser. Un grupo de personas que no solo conozcan y entiendan nuestra idiosincrasia (la Andalucía diversa, culta, intercultural, solidaria), además del resto del Territorio Nacional.

Las Izquierdas andaluzas no han sido capaces de trabajar juntas, dejando la puerta abierta a una Derecha retrógrada; la que sí han dejado a un lado sus diferencias en favor de sus intereses comunes, que no son coincidentes con los de nuestra Tierra, sino con los suyos partidistas, personales y económicos, el poder por el poder.

Hay que bajar a nuestros orígenes, a las bases formadas por las personas imprescindibles para poder llevar a cabo el cambio ecosocial que tan necesario es.

De nada sirven los símbolos, enarbolar la Arbonaida si no está sustentada por un proyecto, no por el purismo ideológico. Andalucía tiene hambre hoy y hoy necesita comer.