Víctor Manuel Egío García


Víctor Manuel Egío García

Biografía

Miembro de la resistencia en la Región de Murcia desde que tengo memoria. Soy uno más de aquellos jóvenes que se echaron a la calle en los últimos años para pedir Papeles para Todos, para dejar claro que Murcia No se Vende en los años del boom inmobiliario, para impedir desahucios o para defender la universidad pública frente al plan Bolonia.

A nivel local he sido impulsor de la plataforma Alternativa por Santomera, creada en 2010 y pionera de la confluencia política en la Región. De 2013 a 2019 tuve el honor de ser concejal de la plataforma, ocupando de 2016 a 2019 la concejalía de Empleo, Formación, Transparencia y Participación del Ayuntamiento de Santomera. Miembro del Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos desde 2017.

Doctor en Filosofía, he realizado estancias en Inglaterra y Alemania. Actualmente soy profesor asociado del departamento de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad de Murcia.


Motivación

Después de 25 años de gobiernos populares, las élites de la Región de Murcia han convertido nuestra hermosa tierra en un lugar que solo es noticia por sus escándalos de corrupción y por desastres medioambientales como el del Mar Menor. Su proyecto neoliberal ha hecho también que nuestra sociedad sea una de las más desiguales, pobres y conservadoras.

Por si faltaran motivos nuestra tierra sufre más que ninguna el auge de la ultraderecha, representando un auténtico laboratorio para políticas del odio como la censura parental o la persecución a los menores inmigrantes. En este contexto, estar en primera fila en la lucha por otra Región de Murcia es el mayor honor y el más alto deber deber al mismo tiempo.

Soy optimista por naturaleza. Si algo ha demostrado Podemos a lo largo de su corta pero intensa trayectoria es una tremenda capacidad de resistir y lo importante que es la perseverancia para vencer. También la necesidad de unidad entre el proyecto estatal encabezado por Pablo Iglesias y los proyectos autonómicos, sin más protagonismos que el de nuestra militancia. Unidas y solo unidas, ¡Podemos!